domingo, 8 de marzo de 2015

Mito 1: Los abusadores son monstruos y viejos verdes.



Los hechos nos dicen que cualquier persona puede abusar sexualmente de un niño, independientemente de su edad, sexo, riqueza, educación, religión, raza o condición mental.
El peligro de este tipo de mito es que los adultos y los niños van a estar esperando que el abusador sea una especie de "monstruo", así que cuando un pariente aparentemente amable, un líder religioso, un entrenador, un profesor o un vecino comete este tipo de delito les toma por desprevenidos. Más de un 90 por ciento de las veces el niño es abusado por alguien que ya conoce.
Vamos a evidenciar este hecho, si fuiste abusado por alguien que conoces únete al blog y menciona por quién en los comentarios. Por ejemplo, padrastro, tío, abuelo, madre, cura, compadre, tía, vecina, etc.

Prof. Rosana Medina
Colaborador de la Red Hispanoamericana contra el abuso sexual infantil.
Miembro de Asi nunca mas Estados Unidos.






4 comentarios:

  1. Hijos de los amigos de mis padres.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ursula por su valientía al participar en el blog, yo también fui abusada por un sacerdote.

    ResponderEliminar
  3. Aún hay amor en el mundo… Querida Humanidad: no dejes de luchar, no te rindas no te canses de vibrar. Porque aun hay amor en el mundo… Porque es que el mundo es tan cruel? No, no es el mundo, es quien habita en el, y no son todos, sólo algunos los que tienen la capacidad de ser demonios y hacer atrocidades lucrando con la infancia entera, lucrando con la humanidad entera. La entera desnudez humana a su máxima expresión, la cruda realidad de la maldad a la que puede llegar la crueldad humana. Euforia, Odio humano a su máxima expresión. Tortura, miedo, terror, trata que no todo se convierta en odio... Pero aún hay vida en el mundo, aún hay amor, aún hay esperanza, porque en lo profundo del corazón de la humanidad, esa cruel humanidad que dicen que hay, vive el corazón que vibra al unísono y vibra muy fuerte, es esa esperanza que lanza gritos de libertad por los que aún no lo son. Aún hay vida y aún hay fe, aún hay amor e inocencia, que hacen el mundo girar con sueños que hacen al mundo vibrar con alegría... Que hacen al mundo gritar de esperanza y libertad. Aún hay vida en los sueños, esos sueños que vibran de fe y amor, esa vibración que denota esperanza. Desnudez humana a su máxima expresión, que denota que tiene corazón vibra, que denota que aún hay amor. esperanza para que este mundo sea mejor... Querida humanidad no corras no pares no cedas, aguanta el paso no te atrases no te adelantes, no mueras, porfavor no pares. tu corazón vibra, es esperanza... Del reloj se mueven ya las agujas. Gritos de esperanza... Tic tac, Existe, la esperanza existe!. Libertad! Querida Humanidad: aún hay amor! no dejes de luchar, no te rindas no te canses de vibrar. Anónimo

    ResponderEliminar